La transformación digital en la agricultura

La transformación digital en la agricultura

18 noviembre, 2021 Sonia Bilbao Arechabala

Compártelo:

En un mundo en constante crecimiento, donde se estima que la población mundial alcanzará los 9.700 millones en 2050, la transformación digital cobra cada vez más importancia en la agricultura. Este aumento de la demanda de alimentos, unido a la escasez de mano de obra y a la despoblación de las zonas rurales, provoca la necesidad de buscar soluciones que, de forma sostenible y con un número limitado de recursos (suelo, agua, fertilizantes), incrementen la productividad de los cultivos y de las explotaciones agrícolas.

Tecnologías como la Internet de las Cosas (IoT), la Inteligencia Artificial (IA), la Computación de Alto Rendimiento (en inglés High Performance Computing – HPC), los vehículos autónomos, el Blockchain o el 5G disponen del potencial para aumentar la eficiencia y mejorar la productividad agrícola.

Las aplicaciones de la IoT en la agricultura son enormes. La sensorización de cultivos permite al granjero realizar el seguimiento de las diferentes fases del ciclo de vida agrícola; desde la preparación del suelo hasta la cosecha. Existe una gran variedad de sensores y dispositivos que recogen datos de utilidad para el granjero en la toma de decisiones: los sensores de suelo que miden la humedad, temperatura y conductividad; las estaciones meteorológicas que toman valores de parámetros ambientales; los sensores de planta que miden parámetros de la fisiología de la planta para la detección del estrés hídrico (dendrómetros, cámara de presión, sensor de turgencia de hoja); sensores que miden nutrientes (N,P,K); sensores de PH, etc. Continuar leyendo