politica-misiones-covid19-tecnalia

Una política basada en misiones para salir de la crisis del Covid-19: el diablo en los detalles

Compártelo:

La primera y única vez que he usado un Prius fue hace seis años. Era un coche de flota de TECNALIA y me hacía una muchísima ilusión conducir ese monísimo híbrido automático. No cabía en mí. La ilusión me duró exactamente el tiempo de sentarme al volante: no sabía encenderlo, no encontraba las luces, no entendía los mandos y no tenía tiempo para leerme el enorme manual de instrucciones de la guantera.

Durante el viaje estuve a punto de romperme los dientes varias veces hasta acostumbrarme a no tener embrague. Pero la vergüenza suprema vino a la vuelta, cuando paré para echar gasolina (sí, el maldito necesita gasolina, como todo hijo de vecino) y pasé tanto tiempo dando vueltas que, al final, tuvo que venir el de la gasolinera muerto de risa para enseñarme cómo abrir el depósito. No he vuelto a reservar un Prius nunca más, y cada vez que veo uno por la calle se me ponen los pelos de punta. Continuar leyendo

Gestionar la economia

Gestionar la economía es como querer coger un tren usando los horarios del año pasado

10 noviembre, 2016 Eva Arrilucea Solachi

Compártelo:

En el centro de una sala sin ventanas situada en algún lugar secreto de un imponente edificio blanco de estilo neoclásico italiano, varias sillas giratorias forman un círculo. En ellas se encuentran sentados cuatro hombres. Stafford acaricia su larga barba mientras con la mano derecha pulsa un botón situado en un cuadro de mando que brilla en el reposabrazos.

Silenciosamente bajan del techo cuatro pantallas con información emitida en tiempo real por empresas de todo el país, tendencias económicas y sugerencias de actuación. Salvador ajusta sus gafas y clava una mirada grave y serena en la pantalla más cercana. Stafford sonríe y siguiendo la mirada de Salvador murmura: comunicación es control.

Si os digo que estos hombres están tomando decisiones políticas basándose en enormes cantidades de información llegada de todos los rincones del país en tiempo real, y os pido que adivinéis el año, seguramente muchos de vosotros lo situaríais en 2020 o más. Al fin y al cabo, esta escena es Política 4.0 en estado puro. Continuar leyendo