cemento

Quiero cemento de Idiazábal

Compártelo:

Es frecuente que en las sidrerías, al llegar a los postres, el consabido queso con membrillo y nueces, la influencia etílica nos haya transformado en librepensadores capaces de debatir sobre ondas gravitacionales o el sexo de los ángeles.

Tal metamorfosis intelectual se produjo la semana pasada con un amiguete de la cuadrilla, que en plena efervescencia metafísica, pasó en un plis plas de hablar de la “alineación del domingo” a encontrar una analogía que siempre me ha apasionado —Oye, ¡seguro que este Idiazábal está más curado que los cementos esos que investigas! —Interrumpido por un “txotx” y la sagrada peregrinación a la kupela, la conversación derivó por otros derroteros, por lo que no pude dar una oportuna respuesta a tal ocurrencia. Continuar leyendo