Quiero cemento de Idiazábal

Compártelo:

Es frecuente que en las sidrerías, al llegar a los postres, el consabido queso con membrillo y nueces, la influencia etílica nos haya transformado en librepensadores capaces de debatir sobre ondas gravitacionales o el sexo de los ángeles.

Tal metamorfosis intelectual se produjo la semana pasada con un amiguete de la cuadrilla, que en plena efervescencia metafísica, pasó en un plis plas de hablar de la “alineación del domingo” a encontrar una analogía que siempre me ha apasionado —Oye, ¡seguro que este Idiazábal está más curado que los cementos esos que investigas! —Interrumpido por un “txotx” y la sagrada peregrinación a la kupela, la conversación derivó por otros derroteros, por lo que no pude dar una oportuna respuesta a tal ocurrencia. Continuar leyendo

El “cemento verde”, uno de los 10 grandes retos tecnológicos

5 noviembre, 2015 Jorge Sánchez Dolado

Compártelo:

Cuando pensamos en materiales avanzados pocas veces incluimos al cemento y a los materiales en base cemento como morteros y hormigones en nuestro imaginario colectivo. Posiblemente su omnipresencia en cualquier forma constructiva como puentes, carreteras, edificios, plantas nucleares, etc. nos ha hecho obviar que ha sido, es y será, un material único e irremplazable en nuestra sociedad.

Por una parte, por ser un material no geo-estratégico, ya que la materia prima con la que se produce (arcillas y calizas) son abundantes a lo largo de toda la corteza terrestre. Poca gente repara en el hecho de que la composición química del cemento, el producto resultante de calentar a 1450ºC las arcillas y las piedras calizas, salvando un sobre exceso de calcio, se parece mucho a la composición química de la corteza terrestre. Por otra parte, por su capacidad de producir, tras contacto con agua, un material moldeable que se endurece a lo largo del tiempo. En efecto, los materiales en base cemento son geo-miméticos y permiten construir rocas artificiales moldeables. Continuar leyendo