Big Data para el bien social

Compártelo:

Vivimos en un mundo de datos, de Big Data, cantidades ingentes que crecen de manera exponencial, lo que dificulta nuestra capacidad para entender de cuántos datos estamos hablando. Solo en 2016 se estima que el tráfico de Internet alcanzará los 1.3 zettabytes de datos según un estudio de Cisco, es decir, 10 a la potencia de 21 bytes o un millón de millones de gigabytes. Y esto son solo los que viajaran por Internet.

¿Pero de dónde vienen todos estos datos? Esta explosión es fruto, por una parte, de la digitalización del mundo físico, sobre todo impulsada por la ubiquidad de los móviles y el crecimiento exponencial de todo tipo de sensores, muchos de ellos, de lo que se denomina Internet de las Cosas o IoT, de manera que nuestras acciones en el mundo físico tienen un reflejo digital (e.g. sensores de tráfico, transacciones de compras con tarjeta de crédito, etc…). Continuar leyendo

En los 90, ¿cómo eran las aplicaciones de visión artificial?

Compártelo:

Tras 20 años, nuestra forma de vida y de realizar distintas tareas ha evolucionado a pasos agigantados, más de lo que pudiéramos pensar a priori. Recordemos el Control de calidad de negativos de acumuladores eléctricos para Cegasa, Energía Portátil, desarrollada en el 94 e instalada en Oñate. 

Esta aplicación trataba de controlar cómo se repartía el negativo de las cubetas que forman los acumuladores en horizontalidad, nivel de llenado y ausencia de masa sobrante de negativo, ya que todo esto podía provocar cortos con el aislante y el positivo. Los comienzos del software, de la programación gráfica industrial con LabWindows para DOS suponía una revolución en cuanto a la apariencia poco industrial. Continuar leyendo