¿Eres un consumidor inteligente de energía?

Compártelo:

Estamos en la década de los elementos inteligentes. Aunque en arquitectura ya se hablara de edificios inteligentes desde los 90 es ahora cuando trabajamos para conseguir ciudades inteligentes, teléfonos inteligentes, redes eléctricas inteligentes y contadores inteligentes. La palabra “smart” se ha convertido en el paradigma de la década aunque no todos los desarrollos inteligentes son igual de afortunados. La inteligencia es un compendio de sensores, comunicaciones y decisiones automatizadas. Los algoritmos de decisión son definidos por las personas… por lo que todo lo “inteligente de la solución” depende de las cabezas pensantes.

Los contadores eléctricos inteligentes, los equipos que utiliza la compañía eléctrica para facturar la energía, son el primer paso en la dotación de inteligencia a las redes eléctricas. Al existir obligatoriamente un contador por cada usuario (sea particular o empresa), es el elemento de la red eléctrica que más cantidad de información sobre consumo energético genera. Además, representan el nexo de unión entre el usuario y la compañía eléctrica por lo que su desarrollo podría beneficiar a ambos. Continuar leyendo