fragilidad-envejecimiento

Fragilidad, “hot topic” en la investigación del envejecimiento

Compártelo:

La fragilidad es un término acuñado para identificar aquellos objetos o materiales “débiles o con facilidad para deteriorarse”. En el ámbito del envejecimiento se utiliza para designar a aquellas personas mayores, vulnerables, que tienen un riesgo elevado de sufrir eventos adversos.

Este síndrome puede preceder por varios años al desarrollo de la discapacidad y otras adversidades clínicas como caídas, fracturas, deterioro funcional, institucionalización y muerte (Rodríguez-Manas, 2012). La buena noticia es que la fragilidad es reversible; se puede intervenir para revertir o ralentizar sus efectos; para ganar más años con mayor calidad de vida y sin dependencia en la vejez. Continuar leyendo

alimentacion

La alimentación, la tecnología y la salud ¡grandes compañeros de viaje!

Compártelo:

Actualmente, la alimentación ha pasado de ser una mera función biológica necesaria para aportar energía y nutrientes al organismo, a ser un tema que se encuentra en boca de todos y suscita interés y preocupación en el consumidor.

¿Cuáles han sido las causas?

Diversas son las razones que han inducido este incremento en la preocupación por los alimentos que ingerimos. Podemos citar, entre otros, los cambios de estilo de vida de las personas, mayor contacto intercultural, grandes avances en tecnología alimentaria y en nutrición… Todo ello ha permitido crear nuevos conceptos de alimentos y ser más conscientes del efecto que la alimentación tiene en la salud, tanto desde el punto de vista de la prevención de enfermedades como en el logro de un bienestar físico y mental. Continuar leyendo

envejecimiento

Envejecimiento: reto y oportunidad

Compártelo:

Nuestro cariño y admiración a Jose Miguel Azkoitia por su inestimable colaboración. 
Tus compañeros y amigos de TECNALIA no te olvidaremos. Descanse en paz.

En 1990 la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 1 de octubre Día Internacional de las Personas Mayores. Desde entonces, tal día como hoy celebramos cada año la buena nueva de “hacerse mayor”. Y es que aunque nos resistamos a cumplir años, cada nueva vela no es sólo una magnífica noticia para el que la sopla, sino para toda una economía que hay detrás haciendo posible que haya más y más velas, y lo más importante, haciendo posible que podamos soplarlas con salud y calidad de vida.   Continuar leyendo