Fachadas o edificios inteligentes, ¿existen en el mercado?

Compártelo:

Durante los últimos años el concepto “inteligente” o “smart” se aplica cada vez más en distintos ámbitos de nuestro entorno; teléfonos inteligentes, televisores que entienden lo que les decimos, coches que aparcan solos, que evitan colisiones, que conducen de forma autónoma, etc.

Sin embargo, uno de los primeros sectores que hizo suyo este concepto fue el de la construcción. Ya desde los años 80 el término “inteligente” se empezó a utilizar para referirse a edificios con un alto grado de automatización. Este concepto implicaba que muchos de los sistemas del edificio (comunicaciones, seguridad, instalaciones, etc.) permitían la posibilidad de ser controlados de forma centralizada en un principio y de forma automatizada después. Continuar leyendo