Más chips fotónicos, menos CO2

Más chips fotónicos, menos CO2

Compártelo:

Desde hace algunas décadas la mayoría de nosotros estamos concienciados de apagar la luz cuando no estamos en casa, o de no usar el aire acondicionado o la calefacción, únicamente cuando es necesario. Decimos que es para ahorrar energía.

Sin embargo, nadie se lo piensa dos veces a la hora de descargar horas y horas de vídeos de YouTube, darle a me gusta a todo lo que vemos en Facebook, o almacenar cientos de gigabits de datos en Google Drive: por si acaso los volvemos a necesitar en algún momento. Estos hábitos se apoyan en la existencia de una amplia red de centros de datos, monumentales instalaciones de hasta 150.000 m2 con cientos de miles de servidores e interconexiones que consumen en su conjunto alrededor de 500 TWh al año. Continuar leyendo

revolucion_industrial

En toda revolución la opción es adaptarse o desaparecer

Compártelo:

A lo largo de la historia, las grandes evoluciones de la humanidad se han debido a cambios trascendentes en la matriz comunicación-energía-transporte. Un invento como la máquina de vapor, que  supuso una revolución en la manera de crear energía, implicó a su vez el desarrollo de transportes como el ferrocarril y la aceleración de las comunicaciones entre ciudades alejadas.

Como explica Jeremy Rifkin en su libro “La sociedad de coste marginal cero”, los cambios en esta matriz comunicación-energía-transporte siempre producen un replanteamiento de los modelos de negocio en otros sectores. El flujo de ciudadanos o el cambio de sus hábitos repercute automáticamente en sectores como la construcción, la salud, en la gestión de las Administraciones Públicas e incluso en las fórmulas de gobernanza de los países. Continuar leyendo