aquihaytomate

Aquí hay tomate

Compártelo:

Tras varios años entre bastidores, por fin ha saltado a la escena pública el controvertido borrador del Real Decreto de autoconsumo, también conocido como el  impuesto al sol. Su publicación parece inminente. Y es que no se puede retrasar mucho más una regulación al respecto.

La energía solar fotovoltaica, que convierte el sol en electricidad y que no debe confundirse con la solar térmica que se utiliza para obtener agua caliente, ha reducido sus costes de manera espectacular en los últimos años, posicionándose entre las fuentes de generación eléctrica más económicas. La paralela reducción de costes de las tecnologías de almacenamiento eléctrico permite además emplear esta energía, no sólo cuando hace sol, sino cuando realmente se necesita. Y todo ello por un precio razonablemente competitivo.

De hecho, el lanzamiento de la nueva batería de Tesla para autoconsumo fotovoltaico se escenificó como si se tratase de un nuevo gadget de Apple destinado a cambiar el mundo, alcanzando un impacto mediático sin precedentes para un dispositivo de estas características. Y no es para menos, porque la democratización de la energía está cada día más cerca gracias a estas nuevas soluciones tecnológicas. Parece que por fin llegará la tan ansiada generación distribuida que transformará, de una vez por todas, el sistema eléctrico tradicional. Continuar leyendo