We are makers, o deberíamos

Compártelo:

Seguramente muchos asociamos el movimiento maker a algo friki. A algo vinculado a grupos marginales que aprovechan la democratización y accesibilidad de los medios de creación y fabricación, la cultura de la colaboración y compartición, la hiperconectividad y la evolución de un conjunto de tecnologías (nuevos materiales, fabricación 3D, electrónica fácil, programación abierta, conectividad…) para realizar tareas por el mero placer de hacerlo. Cosas que muchas veces se pueden encontrar en una tienda ya hechas, posiblemente más baratas y mejor acabadas.

Tenemos que prestar más atención al fenómeno. Es mucho más que “hacer cosas”. Acceder de manera relativamente fácil a casi cualquier diseño, a los medios de fabricación, a los canales para llegar al mercado, a la financiación, al talento y al entusiasmo de gente creativa. Son ingredientes de enorme potencial que tenemos que usar para dar respuesta a alguno de los desafíos que tenemos. Continuar leyendo

5 claves para el desarrollo sostenible de un territorio

Compártelo:

Si fueras a invertir, por ejemplo, dos millones de euros en el desarrollo socioeconómico de tu ciudad, de tu región, ¿en qué lo harías? Este es el dilema al que se enfrentan de forma recurrente las diferentes administraciones cuando diseñan y sacan a concurso programas orientados a impulsar el desarrollo sostenible de su territorio; las opciones son múltiples y el coste de oportunidad es elevado si no se consigue una acción de alto impacto, lo que implica que hay que hilar muy fino a la hora de desplegar la estrategia establecida.

Normalmente, estas actuaciones se centran en ayudar al tejido empresarial existente a ser más competitivo, más innovador, a que se generen nuevas empresas que creen empleos de alto valor añadido en torno a esa temática. Continuar leyendo