I+D al modo maker

I+D al modo “maker”

13 diciembre, 2016 Fernando Espiga Moreno

Compártelo:

Hoy, la I+D va más de hacer que de conocer. Valorizar el conocimiento, en un contexto de cambio acelerado, pasa por invertir en generar nuevo conocimiento pero, sobre todo, en hacer cosas con ese conocimiento.

En el post “We are makers, o deberíamos” se argumenta el potencial del movimiento “maker” para activar el desarrollo innovador. En otro ámbito, el de cómo enfocar la actividad de I+D para ganar en impacto y eficacia podemos también encontrar inspiración en la cultura maker, que valora el probar y el hacer por encima del analizar y reflexionar. Con frecuencia, prueba y error es preferible a más conocimiento. Continuar leyendo

Intermediación Digital

Nuevos servicios de intermediación digital e interacción avanzada

17 noviembre, 2016 Rubén Otero García

Compártelo:

Recientemente la compañía de Jeff Bezos ha lanzado Amazon Echo Dot, un dispositivo de reconocimiento de voz que utiliza un asistente virtual para interactuar con el entorno, sobre todo en el hogar.

A través de Dot puedes controlar las luces, solicitar un Uber, pedir comida china, cambiar la temperatura de tu termostato, además de las funciones básicas de reproducción de música o búsqueda de información, y todo por 50 $. Dicho así, parece que es un gadget más, pero además de ser un producto digitalizado, detrás hay una estrategia con un posicionamiento claro en el perímetro digital, el entorno digital en que interactuamos de manera cotidiana. Continuar leyendo

We are makers, o deberíamos

Compártelo:

Seguramente muchos asociamos el movimiento maker a algo friki. A algo vinculado a grupos marginales que aprovechan la democratización y accesibilidad de los medios de creación y fabricación, la cultura de la colaboración y compartición, la hiperconectividad y la evolución de un conjunto de tecnologías (nuevos materiales, fabricación 3D, electrónica fácil, programación abierta, conectividad…) para realizar tareas por el mero placer de hacerlo. Cosas que muchas veces se pueden encontrar en una tienda ya hechas, posiblemente más baratas y mejor acabadas.

Tenemos que prestar más atención al fenómeno. Es mucho más que “hacer cosas”. Acceder de manera relativamente fácil a casi cualquier diseño, a los medios de fabricación, a los canales para llegar al mercado, a la financiación, al talento y al entusiasmo de gente creativa. Son ingredientes de enorme potencial que tenemos que usar para dar respuesta a alguno de los desafíos que tenemos. Continuar leyendo

Cómo generamos confianza en la Internet de las Cosas

Compártelo:

“La era de la Internet de las Cosas” era el título de la presentación que realicé en el 2008 en una jornada sobre “Soluciones Logísticas: RFID – Retos y Tendencias”. Han pasado muchos años y lo que en aquellos tiempos sonaba casi a ciencia ficción es ya una realidad en muchos casos.

Aun así me sorprende ver que tantos años después seguimos hablando de los mismos temas que nos preocupaban en el comienzo de la Internet de las Cosas, teniendo en cuenta que tecnológicamente ha habido muchos avances. Aspectos ligados a arquitecturas de referencia, plataformas de interoperabilidad, identificación única de objetos, confianza, privacidad y seguridad siguen siendo objeto de discusión.  Continuar leyendo

Qué quieres ser de mayor

11 octubre, 2016 Eva Arrilucea Solachi

Compártelo:

Cuando tenía 8 años las monjas me enseñaron a hacer vainica. Mi abuela, convencida de que saber bordar era una habilidad esencial para cualquier mujer decente, me regaló un costurero de madera enorme (he tenido cajas de herramientas más pequeñas que aquel costurero) y me pasé años bordando manteles y paseándolos del colegio a casa.

A los 18, mi padre me regaló un 205 y me instruyó cuidadosamente en el arte de sacar las bujías, limpiarlas y lijarlas para que estuvieran siempre en buen estado. Tengo 40 años y no he vuelto a bordar un mantel en mi vida. El siguiente coche que compré fue un Volkswagen; diésel. Quince años después, todavía le estoy buscando las bujías. Si alguna vez hago una lista de las cosas inútiles que he aprendido en mi vida, seguramente estas dos ocuparán los primeros puestos.  Continuar leyendo

En turismo, la fuerza viral de un cliente satisfecho es incalculable

27 septiembre, 2016 Jesús Herrero Arranz

Compártelo:

Este verano escribía un tuit “Me fío ya más de las valoraciones de TripAdvisor que de las recomendaciones del conserje del hotel”. Este comentario es un buen ejemplo del modelo en el que estamos inmersos.

El cliente, en este caso el viajero, se sitúa en el centro de toda la cadena de valor. Es un cliente muy informado, muy exigente, con múltiples opciones y que tiene capacidad de influencia sobre otros potenciales usuarios. Hace ya unos años Tirso Maldonado definía a este cliente como ADPROSUMER:

  • AD (anuncio): el cliente satisfecho con un producto o servicio comparte su experiencia positiva y se convierte en su mejor prescriptor. La fuerza viral que tiene un cliente satisfecho es incalculable.
  • PRO (productor): los clientes producen información; comentarios, valoraciones, fotos, vídeos, podcasts… Son capaces de generar nuevos servicios y los comparten con los demás.
  • SUMER (consumidor): porque siguen consumiendo información, productos y servicios.

Continuar leyendo

Big Data para el bien social

Compártelo:

Vivimos en un mundo de datos, de Big Data, cantidades ingentes que crecen de manera exponencial, lo que dificulta nuestra capacidad para entender de cuántos datos estamos hablando. Solo en 2016 se estima que el tráfico de Internet alcanzará los 1.3 zettabytes de datos según un estudio de Cisco, es decir, 10 a la potencia de 21 bytes o un millón de millones de gigabytes. Y esto son solo los que viajaran por Internet.

¿Pero de dónde vienen todos estos datos? Esta explosión es fruto, por una parte, de la digitalización del mundo físico, sobre todo impulsada por la ubiquidad de los móviles y el crecimiento exponencial de todo tipo de sensores, muchos de ellos, de lo que se denomina Internet de las Cosas o IoT, de manera que nuestras acciones en el mundo físico tienen un reflejo digital (e.g. sensores de tráfico, transacciones de compras con tarjeta de crédito, etc…). Continuar leyendo

En los 90, ¿cómo eran las aplicaciones de visión artificial?

Compártelo:

Tras 20 años, nuestra forma de vida y de realizar distintas tareas ha evolucionado a pasos agigantados, más de lo que pudiéramos pensar a priori. Recordemos el Control de calidad de negativos de acumuladores eléctricos para Cegasa, Energía Portátil, desarrollada en el 94 e instalada en Oñate. 

Esta aplicación trataba de controlar cómo se repartía el negativo de las cubetas que forman los acumuladores en horizontalidad, nivel de llenado y ausencia de masa sobrante de negativo, ya que todo esto podía provocar cortos con el aislante y el positivo. Los comienzos del software, de la programación gráfica industrial con LabWindows para DOS suponía una revolución en cuanto a la apariencia poco industrial. Continuar leyendo

Oxígeno para el mercado digital europeo, DSM

Compártelo:

Como bien decía Guillermo Gil en su post sobre la Intermediación Digital con los clientes el reto de la transformación digital requiere de “…alianzas y medidas extraordinarias en fondo y forma”. En el campo de la intermediación digital nos cansamos de criticar la falta de “campeones digitales” en Europa, y siempre miramos a los grandes nombres que vienen de los EE.UU. ¿No será que falta una medida extraordinaria, y con urgencia?

Una de las claves de dicha capacidad de intermediación es el dato. Hoy día, todos los medios de comunicación hablan sobre “Big Data” aplicado a mil y un casos de negocio. Algunos relevantes y otros no. ¿Qué es eso que hace relevante a un conjunto de datos? Simple; su valor como bien identifica la asociación Big Data Value. Valor que por otro lado tiene tantas formas de definición o medición que sin pretender profundizar mucho entendemos por el libre intercambio entre un demandante y el oferente por un importe dado. Algo que, en el caso del comercio de datos, es un negocio ya muy tradicional y establecido. Continuar leyendo

Ahora, a por la intermediación digital con clientes

Compártelo:

El pasado mes de abril, el comisario de Economía y Sociedad Digital Günther H. Oettinger presentaba la iniciativa Digitising European industry. Un plan que busca que toda empresa en Europa de cualquier sector, tamaño, localización o condición se aproveche plena y rápidamente de las innovaciones digitales para ser competitiva globalmente. Que Europa esté preparada para crecer en los mercados emergentes de los nuevos productos y servicios de la era digital.

La iniciativa de la Comisión Europea va más allá de la cuarta revolución industrial (o Industry 4.0). Es una concepción más amplia, que pone oportunamente el foco en la foto global de la transformación digital a escala europea. Ya no es solo una cuestión de productividad o eficiencia de la industria por la adopción de las TEIC. Continuar leyendo