La guerra de los estándares de comunicación del vehículo conectado

La guerra de los estándares de comunicación del vehículo conectado

Compártelo:

Las expectativas de la implantación del vehículo conectado son muy prometedoras: aumentar la eficiencia de la movilidad por carretera, reducir la contaminación ambiental y, sobre todo, mejorar la seguridad vial.

Para que esto sea posible el parque automovilístico debe incluir estas tecnologías de comunicación en su equipamiento de serie. Y a su vez, nuestra red de carreteras debe contar con suficientes equipos desplegados que den cobertura a esos vehículos. Las tecnologías de comunicación vehicular V2X (Vehicle-to-Everything) se pueden considerar como un elemento de seguridad complementario a los sistemas actuales de asistencia a la conducción (ADAS), basados en diferentes tipos de sensores como el radar, el LiDAR y las cámaras. La utilización de esta tecnología cobra sentido al avisar al conductor de peligros cercanos que no son visibles para él ni para los sistemas de ayuda a la conducción. Continuar leyendo