La conducción compartida: una alternativa paralela a la conducción autónoma

La conducción compartida: una alternativa paralela a la conducción autónoma

Compártelo:

Ante la realidad de que los vehículos autónomos no estarán disponibles en el mercado al menos hasta la siguiente década, surge como alternativa la conducción compartida (o compañero de conducción inteligente), la cual considera al conductor humano y al vehículo automatizado interactuando de manera continua en volante y pedales.

Sin embargo, esto plantea una interrogante, ¿quién debe tener el control? ¿me controla el vehículo a mí o yo a él? Ante estas dudas la conducción compartida plantea proveer un marco en el cual la interacción entre el conductor y el vehículo automatizado se realiza de manera fluida, confortable, segura, y entendible; obteniendo así lo mejor de la conducción manual junto a los beneficios de la conducción automatizada.

De acuerdo con la última publicación del stándard SAE J3016, publicado en el 2018, se reconocen seis niveles de automatización (LoA, por sus siglas en inglés). De acuerdo con este estándar los vehículos con LoA 4 o 5 pueden prescindir del conductor sin riesgos, ya que la automatización será responsable de la conducción. Sin embargo, a pesar de los grandes avances tecnológicos que se han realizado en los últimos años, hoy en día, estos niveles presentan muchos retos a nivel legal, dudas en la aceptación social, y limitantes en el campo tecnológico como lo demuestran los recientes accidentes sufridos en modo autónomo. Continuar leyendo