La agilidad, una metodología de trabajo en el mundo del software

La agilidad, una metodología de trabajo en el mundo del software

Compártelo:

La agilidad está de moda en el mundo del software. Agilidad no significa descontrol, así como libertad no significa “hacer lo que nos da la gana”. Donde hay menos controles, donde la iniciativa se demanda a los equipos, se necesitan de unas cualidades que demasiadas veces nos olvidamos: la responsabilidad personal y, por ende, la responsabilidad del equipo; la empatía, el altruismo, el apoyo entre compañeros.

La agilidad conlleva la idea de hacer fluir el trabajo de una manera más eficiente, obviando todas aquellas actividades que no aportan valor directo al resultado final. El trabajo por realizar lo podemos asemejar al agua que fluye, cuya rapidez se ve perjudicada por obstáculos, tropiezos, riachuelos laterales. Todo fluye, nada permanece, porque lo que no fluye se estanca, se pudre; en los fluidos habita la vida. Continuar leyendo

Los errores nos hablan… ¿estamos dispuestos a escucharlos?

Los errores nos hablan… ¿estamos dispuestos a escucharlos?

18 febrero, 2021 Giuseppe Satriani Calvi

Compártelo:

Cuantas veces hemos escuchado frases del tipo: “¡hay que aprender de los errores!”; “equivocarse es parte del aprendizaje”; “¡no hay mejor manera de aprender que equivocarse!” Estas verdades, que suelen acompañarnos a lo largo de nuestras vidas, desde nuestra infancia son realmente difíciles de aplicar porque nuestra sociedad y nuestra cultura exalta el éxito, pero nunca el necesario y complicado proceso para conseguirlo.

Esto se puede trasladar a cuando hablamos de empresas que desarrollan software. Los errores se asumen como parte inevitable del ciclo de vida de desarrollo, se asumen como herencia en un mantenimiento de sistemas, se actúa como bomberos profesionales cuando desatan un incendio, pero muy pocas empresas se paran a escuchar lo que los errores les susurran, y todavía menos aplican una sistemática para mejorar en función de las indicaciones que dichos errores nos proporcionan. Continuar leyendo