STEAM TECNALIA

Quo vadis STE(A)M?: necesitamos la ciencia y la tecnología

7 abril, 2022 Ana Arroyo Muñoz

Compártelo:

STEM, acrónimo en inglés para Science, Technology, Engineering, Mathematics; ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas

Cada vez que pregunto a personas que tienen hijos e hijas en la etapa de ESO o bachiller qué tipo de estudios van a elegir, la mayoría de las veces la respuesta es un “¡Están un poco despistados!”. Cada vez hay más diversidad, y al mismo tiempo más especialización. Es difícil ubicarse en un futuro profesional que no se visualiza.

Esta etapa colegial es la señalada para despertar el interés y la curiosidad por las asignaturas STEM. STEM, es el acrónimo en inglés para Science, Technology, Engineering, Mathematics, es decir, ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. A este concepto, se incorporó el término “Art” para reflejar la creatividad, la resolución de problemas y la capacidad de diseño y en la actualidad se habla de perfiles STEAM.

Se da la paradoja de que, habiendo una alta demanda de profesionales relacionados con la tecnología y la informática, no hay suficientes profesionales que el contexto económico industrial y la digitalización requiere. Las especialidades STEM no son atractivas, no logran atraer a los jóvenes y ofrecer la formación adecuada porque, entre otras cosas, hay que ajustar el proceso educativo y universitario y acercar las empresas a los estudiantes. Las empresas piden fomentar los estudios a las especialidades STEM.

Desequilibrio entre oferta y demanda de profesionales STEM

Desde hace tiempo se viene alertando de la escasez de profesionales para cubrir la demanda de puestos de trabajo relacionados con la ingeniería y la tecnología. Entre el impulso de la industria 4.0 de los últimos años y la situación generada por el COVID, la necesidad de transformación digital de las empresas se ha acelerado, y esta se ha convertido en un requisito insoslayable. Todo ello aumenta la urgencia de disponer de perfiles capaces de abordar proyectos de digitalización de productos y servicios, de procesos y de la cadena de valor en la cual se ubica la empresa.

“Los déficits más relevantes se registrarán en posiciones destinadas a técnicos en operaciones de tecnologías de la información, y en profesionales de las ciencias físicas, químicas, matemáticas y de las ingenierías” según el estudio de Manpower. Similares conclusiones figuran en los informes realizados por clústeres y asociaciones empresariales como CEBEK, FVEM. Según el informe Empleos Emergentes  2020 de sectores más necesitados son inteligencia artificial, robótica, big data, ciberseguridad, realidad virtual y aumentada o cloud.

¿Cuál es la realidad de las carreras asociadas a la ciencia y la tecnología?

Las carreras asociadas a la ciencia y a la tecnología cada vez son menos atractivas para los nuevos estudiantes de grado tanto en la universidad como en la formación profesional. Los datos proporcionados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte reflejan que cada vez son menos los interesados en realizar este tipo de formación habiendo descendido las matriculaciones en carreras técnicas tales como ingenierías y arquitectura un 28 % en los últimos años, y siendo además este descenso más acentuado en chicas que en chicos (33 % chicas vs 26 % chicos).

Y la brecha de género es manifiesta. Según el informe “Radiografía de la brecha de género en la formación STEAM“, la presencia de alumnas es escasa en Ingeniería Aeronáutica, Ingeniería en Tecnologías Industriales, Ingeniería de Telecomunicación e Informática, donde se registran porcentajes inferiores al 25 % de mujeres entre el alumnado matriculado. En Informática solo el 12% del alumnado son mujeres y lo mismo, o peor sucede en los ciclos formativos de FP; las alumnas están desapareciendo en itinerarios formativos de sectores estratégicos relacionados con la tecnología.

STEM no engancha a las chicas en la etapa escolar

Y si vamos un poco más atrás, a los estudios de bachiller, nos encontramos con que en esta etapa según los datos de 2019/20 de un total de 640.327 estudiantes más de la mitad, 345.667 (el 53,98 %) son mujeres. Y aunque hay equilibrio de género en el alumnado de bachiller, solo el 21% del alumnado de bachiller tecnológico son chicas.

Yo he visto este bajo por ciento en los centros educativos a los que acercamos la tecnología. También percibo su desconocimiento sobre qué posibilidades ofrecen las carreras STEM, es decir, qué tipo de trabajos realizan las personas investigadoras, las personas que se dedican a la tecnología, ingeniería, la ciencia, cual puede ser la progresión profesional, de la necesidad del aprendizaje a lo largo de la vida laboral, incluso de la posibilidad de cambio de actividad.

De hecho, el Instituto Europeo de Tecnología (EIT: European Institute of Technology) promueve actividades en las cuales el fomento de las STEAM y acercamiento de la tecnología al alumnado. En concreto, el proyecto Shaping4youth, acerca el sector de fabricación y las tecnologías relacionadas con la industria 4.0.

Actividades que despiertan la curiosidad por la tecnología y la ciencia

En Euskadi contamos con varias de iniciativas dirigidas a las distintas edades de la escolarización y con distinta intensidad y duración. El objetivo es el mismo, despertar la curiosidad, el cariño por la tecnología y la ciencia, la resolución de problemas, el trabajo en equipo, y habilidades de comunicación en la presentación de la solución.

Estas iniciativas son actividades optativas para el alumnado y dependen de la proactividad del colegio en apuntarse a ellas. Por ejemplo, contamos ya con varias ediciones de la feria de la ciencia organizada por Elhuyar, la incitativa Inspira Steam ,para alumnado de primaria, que nació en la Universidad de Deusto y en la que Tecnalia ha participado con más de 40 mentoras, y, la First Lego League promovida por Innobasque.

La Federación Vizcaína de Empresa del Metal ha reeditado su iniciativa Industria Erronka para acercar la industria del País Vasco a los escolares. El día grande fue el  día 23 de marzo pasado con la celebración del día de la industria en el BEC. Justo antes, TECNALIA tuvo el placer de recibir al colegio Askartza Claret y su alumnado de 1º de Bachiller.

Sobre Ana Arroyo Muñoz

Licenciada en informática en el Universidad de Deusto (1986). Directora de proyectos en la Unidad de Políticas para la Innovación y la Tecnología. Ligada a la tecnología a través de proyectos europeos. Su actividad se centra en el diseño y desarrollo de programas tanto locales como internacionales para el desarrollo de competencias relacionadas con el liderazgo, la innovación y el emprendimiento.

Coach de Equipos en los programas de Team Academy Euskadi de TECNALIA y evaluadora en programa de innovación del Gobierno Vasco. Cuenta con la acreditación de Coach de equipos emprendedores de Tiimiakatemia de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Jyväskylä (Finlandia) y la acreditación de Roles de Belbin® de trabajo en equipo.