El software como tecnología clave habilitadora

El software como tecnología clave habilitadora

Compártelo:

Es ampliamente conocido que una de las características más significativas del siglo pasado fue la revolución de los ordenadores y el manejo de la información para optimizar y mejorar aspectos de la vida cotidiana. Varias décadas después de esta revolución, toda tecnología necesaria para digitalizar y modernizar los negocios en cualquier ámbito se basa en el software.

Las tecnologías habilitadoras clave (KETs) están suscitando un gran interés a nivel global, ya que se consideran la ruta hacia nuevos productos, procesos y servicios capaces de generar crecimiento económico y empleo, y contribuir al fortalecimiento y rejuvenecimiento de los sectores europeos. Las KETs juegan un papel esencial tanto en las actividades de innovación como en las innovaciones propiamente dichas.

En este sentido se espera que las KETs impulsen innovaciones en todos los negocios e impacten en su cadena de valor. Es habitual que las empresas se centren en la creación de valor como un objetivo explícito a conseguir. Sin embargo, el valor es un objetivo implícito de la innovación, a pesar de que no pueda garantizarse ex-ante, ya que los resultados de la innovación son inciertos y heterogéneos.

El software está presente en todas y cada una de las KETs, de una forma tan relevante que, sin él, estas tecnologías no desarrollarían todo su potencial.

Entonces ¿es el software un medio o un fin en sí mismo?

Obviamente es una pregunta controvertida, existiendo diferentes opiniones al respecto. Pero sin duda, en lo que coincidiremos es que el software es un “key driver”. La transformación digital de las empresas depende en gran medida de enfoques innovadores relacionados con la digitalización, automatización y optimización de procesos. Todos ellos dependen de una u otra forma del software. Además, las empresas digitalizadas gestionan, analizan y procesan datos como estrategia empresarial, situando al software como un elemento clave de su ventaja competitiva.

En un mundo digitalizado e hiperconectado, el software juega un papel determinante ya que es el facilitador de las principales funcionalidades de los sistemas. En entornos industriales podríamos decir que es el engranaje necesario para mover el resto de los elementos mecánicos. Su preponderancia es cada vez mayor, y, por lo tanto, su estudio y desarrollo debe ir acompasado. En este sentido, y recordando las leyes empíricas desarrolladas por Lehman y Belady en 1974 (a.k.a Leyes de Lehman) un software va a evolucionar, a crecer continuamente aumentando su complejidad debido al cambio continuo que sufre.

El software maneja y procesa datos de diferente índole. Los datos crecen exponencialmente día a día, sin tener visos de detenerse: ocupan un lugar central en la transformación digital. Las tecnologías software ligadas al despliegue de arquitecturas de alto rendimiento para el almacenamiento, análisis y visualización de grandes volúmenes de información van a continuar teniendo su relevancia, esperando además un auge significativo del despliegue de infraestructuras para la compartición segura de datos.

Es el caso de GAIA-X, que pretende convertirse en la infraestructura federada europea de referencia para la compartición de datos y provisión de servicios en la nube a través de la implementación de interfaces abiertos y estandarizados, garantizando la interoperabilidad, la soberanía del dato, la transparencia y el cumplimiento de estándares europeos.

El cambio de paradigma hacia las tecnologías de computación en la nube es cada vez más relevante. Se ha pasado de una computación en la nube de manera centralizada a una computación más cercana a los nodos donde se generan los datos (edge computing). Esto permite operaciones mucho más rápidas y proporciona un mayor control sobre los datos, reduciendo el riesgo de exposición no deseado. Las tecnologías de computación en la nube y en los nodos son cruciales para mejorar la digitalización de la industria.

Si bien la tecnología software es la clave de la transformación digital, también trae consigo un sinfín de desafíos en términos de seguridad, ya que una vulnerabilidad en un sistema puede comprometer la continuidad del negocio. Es por ello, que el desarrollo debe incorporar requisitos de confiabilidad desde fases tempranas del ciclo de vida, con el objetivo de minimizar dicho riesgo. Las garantías de calidad, confiabilidad, y eficiencia en el software redundarán directamente en la rentabilidad de los negocios asociados.

Estamos tan habituados a convivir con la tecnología software que es fácil pensar que todos los desafíos están resueltos y que, per se, es una utility al alcance de cualquiera ¡ni mucho menos! Tecnologías emergentes como la computación cuántica están planteando nuevos desafíos fundamentales para los que no están claras las abstracciones de programación o las herramientas software adecuadas para explotar todo su potencial.

Se prevé que la nueva generación de tecnologías cuánticas altamente disruptivas, entre las que se encuentra la computación cuántica, tengan un alto impacto transversal en la mayoría de las tecnologías digitales (blockchain, inteligencia artificial, computación en la nube y en los nodos, internet de las cosas, realidad virtual y aumentada, 5G, robótica o vehículo autónomo, etc.). Estas tecnologías cuánticas van a suponer toda una revolución debido a su alto impacto en aplicaciones directas en ámbitos como la medicina, biología, genética, educación, economía y finanzas, energía, agricultura, transporte, meteorología, y en la generación de nuevos materiales.

Es innegable que las tecnologías software se encuentran en continua evolución y se enfrentan a grandes desafíos futuros que requerirán no solo de inversiones en términos de I+D+i, sino también de la involucración de equipos multidisciplinares con capacidades digitales y con conocimientos de los ámbitos de aplicación (a través de la transversalidad se logrará el éxito). No olvidemos que las evoluciones e innovaciones tecnológicas dan lugar a descubrimientos de manera impredecible, accidental o inesperada (serendipia).

Las oportunidades más interesantes ocurren en la intersección entre varias tecnologías y entre las cuales el software juega un papel determinante y diferenciador. ¿Podrías imaginar un avance tecnológico sin tener en cuenta el software como tecnología clave habilitadora?

Sobre Izaskun Santamaría Gutiérrez

Izaskun Santamaría es Ingeniera Informática por la Universidad de Deusto. En la actualidad es la responsable de la KET Software Technologies en TECNALIA. Forma parte del área de negocio TRUSTECH en el área de ICT. Su ámbito de conocimiento está centrado en la ingeniería del software y más concretamente en la optimización de los procesos de desarrollo software y prestación de servicios, así como en el aseguramiento de la calidad y confiabilidad de sistemas software.

Durante sus 20 años de trayectoria en TECNALIA ha realizado actividades de transferencia de conocimiento en términos de negocio, optimización de procesos y gestión del cambio en numerosas organizaciones en Europa y Latinoamérica: IBM Centro Mantenimiento Barcelona, DMR Consulting centros en Barcelona y Madrid, EVERIS Centros de Alto Rendimiento (Madrid, Sevilla, Murcia, Alicante, Buenos Aires, Santiago de Chile), BCP (Banco de Crédito del Perú), Interbank Perú, GESFOR, Soluziona Madrid, IBM Madrid, INDRA, AZERTIA España y México, Caixa Galicia, CapGemini, Getronics Barcelona, SENER, Vodafone I+D Huesca, Thales (Centros de Bilbao, Barcelona y Valladolid), Deloitte, Ulma, etc.; así como en entidades públicas como por ejemplo la DGT (Dirección General de Tráfico) y el Ministerio de Planificación Argentino, entre otros.

Anteriormente ha trabajado en Azertia en el ámbito de la seguridad de la información realizando actividades relacionadas con el análisis de amenazas y vulnerabilidades, la gestión del riesgo y la aplicación de normativas relacionadas con la privacidad. Previamente, ha realizado labores docentes en la Universidad de Deusto.