procesos-discretos-continuos

Convirtiendo materias primas en un bien al que damos uso: los procesos discretos y continuos

Compártelo:

Cualquiera de los productos que pasan por nuestras manos, ya sea un dispositivo electrónico de última generación, el combustible con el que llenamos el depósito de un vehículo, un sobre de azúcar o, un elemento decorativo artesanal se ha visto sometido a un proceso de transformación: se han convertido una serie de materias primas en un bien al que podemos dar un uso.

Los procesos necesarios para convertir estas materias primas en elementos de consumo pueden ser categorizados, quizá no de forma muy heterodoxa, en procesos discretos y continuos.

Procesos discretos

Los procesos discretos, partiendo de una materia prima ya transformada, dan forma a componentes unitarios o, ensamblan los mismos en elementos que son directamente consumibles. Un buen ejemplo de este tipo de procesos podría ser la industria de la automoción donde podemos encontrar fabricantes de componentes que, a partir de una barra o chapa de acero, son capaces de producir un bien que los propios fabricantes de automóviles ensamblan directa o indirectamente en cada una de las unidades que fabrican. Estos procesos, en general, se caracterizan por tener tiempos de proceso relativamente cortos, donde la repetitividad, productividad y aseguramiento de la calidad son clave.

Procesos continuos

Por otro lado, tenemos los procesos continuos con los que transformamos, principalmente a través de reacciones químicas y separaciones físicas, una materia prima extraída de la naturaleza en materiales que, mediante los procesos discretos, más tarde se convertirán en bienes de consumo.

Algunos ejemplos pueden ser las refinerías donde transformamos crudos en gasolinas o energía eléctrica; plantas petroquímicas, donde a partir de derivados del petróleo obtenemos plásticos; y plantas azucareras, donde a partir de remolacha obtenemos diferentes azúcares refinados. Siendo rigurosos deberíamos distinguir entre los que son realmente continuos y los que son por lotes o, batch, altamente extendidos en la industria farmacéutica. Nos vamos a dar esta licencia y generalizaremos por no complicar la categorización.

Los procesos continuos se caracterizan porque las materias primas están entrando constantemente por un extremo del sistema, mientras por el otro se obtiene de forma continua un producto terminado o semi-terminado. Aunque son procesos que garantizan una producción uniforme y calidad constante gracias al control automatizado de los mismos, esta característica determina en gran medida los retos y dificultades específicos a los que este tipo de industria se enfrenta, entre otros:

  • Variabilidad en las características de la materia prima de entrada.
  • Retardos en observar el efecto de un cambio sobre las salidas.
  • Escasa flexibilidad.
  • Sostenibilidad: Eficiencia en el uso de recursos, minimización de impactos…
  • Impacto de parada o mal funcionamiento de una unidad de proceso.
  • Seguridad de equipos y personas.

Desde un punto de vista de impacto de la transformación digital y la aproximación de la Industria 4.0 partimos de entornos altamente digitalizados que constituyen excelentes pilotos para la aplicación de muchas de las tecnologías y campos de aplicación de dominio en TECNALIA.

Para que las infraestructuras sean ciberseguras existen múltiples fuentes de datos y un vasto conocimiento experto en el ámbito de la operación y mantenimiento donde hibridar los aspectos y capacidades de IT (Information Technologies) con los de OT (Operation Technologies): clave para el éxito de los proyectos.

  • Si bien para un entorno IT un índice de disponibilidad del 99 % es más que aceptable, en el entorno OT esos índices deben ser del 99,99 %.
  • Un perfil OT está más ocupado en dar una solución creativa que sirva para mejorar la productividad, mientras que un perfil IT lo está en proponer una arquitectura que se acerque a un estándar y responda a un determinado ciclo de vida que sea gestionable.
  • Siendo extensible a cualquier tipo de proceso, refiriéndonos a la transformación digital, el ámbito de OT sabe “el qué” y el ámbito IT “el cómo”.

Aunque nuestra experiencia en TECNALIA está más ligada a procesos discretos, principalmente porque constituyen una gran mayoría en el tejido industrial más cercano, las oportunidades para desarrollar iniciativas con tecnologías habilitadoras 4.0 en procesos continuos representan una gran oportunidad: especialmente en los ámbitos de analítica de datos para operación y mantenimiento, soportadas en arquitecturas big data, entornos ciberseguros e IIoT (Industrial Internet of Things) para digitalizar aquellas variables clave no medidas que sirvan para poder enfrentar estos retos.

Sobre Zigor Lizuain Echeverría

Ingeniero en electrónica industrial ha desarrollado su actividad profesional en dos ámbitos diferentes. En una primera etapa en Emerson, como ingeniero de automatización, ocupando diferentes posiciones hasta convertirse en Jefe de Proyectos. En TECNALIA ha sido Director de Proyectos de diversas disciplinas y sectores: en los últimos años relacionados con la aplicación de la analítica de datos en procesos de manufactura,  principalmente discretos.

Está certificado como PMP y es colaborador/voluntario del Branch del País Vasco de PMI en España: trata de contribuir a la profesionalización y puesta en valor de la figura del jefe de proyectos.

Dejar un comentario

* Campos obligatorios