Nuevo-Laredo-TECNALIA

Reflexiones y desafíos del Centro de Innovación Socioeconómica y Tecnológica de Nuevo Laredo

29 noviembre, 2018 Iñigo Urarte Ibáñez

Compártelo:

Durante los años 2017 y 2018, TECNALIA ha apoyado al ayuntamiento de Nuevo Laredo (México) en el diseño y puesta en marcha del “Centro de Innovación Socioeconómica y Tecnológica de Nuevo Laredo (Centro IST)”.

Es relevante explicar el contexto geográfico y económico en el que se ha enmarcado la iniciativa antes de exponer el alcance y los principales hitos alcanzados. Nuevo Laredo es una ciudad mexicana localizada en el noreste del país. Se sitúa en la frontera entre el Estado de Tamaulipas (México) y el Estado de Texas (EEUU). Según el censo de 2018, tiene unos 500.000 habitantes. Junto a la ciudad de Laredo (Texas), forman la “zona metropolitana binacional de Nuevo Laredo” con cerca de 650.000 habitantes.

A los propios nuevolaredenses, les encanta recalcar que son una “ciudad binacional”. Y es cierto que, paseando entre sus calles, sientes una mezcla entre el estilo de vida mexicano (y su gastronomía), y la sociedad de consumo típicamente estadounidense.

Es considerada la capital aduanera y logística más importante de México. Los números lo avalan, ya que registra el 40 % de los intercambios comerciales entre México y Estados Unidos, recaudando cerca del 25 % del IVA total de México. Por sus ejes de comunicación transitan diariamente más de 10.000 camiones (o tractocamiones, como se utiliza en México) y unos 1.800 vagones de carga de ferrocarril. Aunque sin acceso al mar, es el segundo “puerto” de entrada de mercancías a EE.UU. (por detrás de Los Ángeles).

La conectividad de Nuevo Laredo con EE.UU. depende de la red de puentes que cruzan el famoso “Río Bravo” o “Río Grande”, accidente geográfico que funciona durante más de 1.000 kilómetros como frontera natural entre México y EE.UU. En concreto, dispone de cuatro puentes: Puerta de Las Américas (tráfico no comercial y peatones), Juárez-Lincoln (tráfico no comercial), Comercio Mundial (tráfico comercial) y el Puente Ferroviario Internacional. La mejora de las infraestructuras y equipamiento es clave, por tanto, para la competitividad de la ciudad. Como también lo son los servicios y empresas vinculadas al transporte, logística y tramitación aduanera. El Centro IST ha orientado gran parte de sus esfuerzos hacia dichas actividades económicas.

Mención especial habría que hacer a la “actividad maquiladora” que se realiza en la ciudad. Las “maquilas” son empresas manufactureras que importan materias primas sin pagar impuestos. Su producto final se vende en el país de origen de la materia prima, es decir, funcionan como “zonas francas para la exportación”.

En el caso de Nuevo Laredo son normalmente empresas de capital estadounidense que hacen uso del menor coste de la fuerza laboral mexicana. Toda la franja fronteriza de México con EE.UU. (Tijuana, Ciudad Juárez, Reynosa, etc.) está llena de “actividad maquiladora”. En Nuevo Laredo existen unas 40 que emplean a cerca de 35.000 personas entre todas ellas. Empresas como Sony, Caterpillar o Industrias Rheem tienen “maquilas” en este lugar. Son, claramente, las empresas más importantes de la ciudad y, sin embargo, sus centros de decisión se encuentran, normalmente, en las empresas matrices. Este es otro de los grandes retos del Centro IST: ¿cómo afrontar los retos de competitividad de las empresas más importantes de la ciudad cuando gran parte de sus centros de decisión están fuera del país?

Las debilidades de la economía de la ciudad, deberíamos citar a la política “Trump” y la inestabilidad y falta de confianza que está generando en México y, especialmente, en las zonas que tienen una estructura económica orientada hacia el intercambio de mercancías con EE.UU.

En materia social, la ciudad ha ido mejorando de forma significativa sus principales debilidades, como son el rezago educativo, el acceso a servicios de salud o la calidad de las viviendas (Fuente: Informe Anual sobre la Situación de Pobreza y Rezago Social 2017, elaborado por la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno federal). Además, pese a la mayor inestabilidad propia de las zonas fronterizas del país, la tasa de criminalidad de la ciudad ha mejorado de forma ostensible durante los últimos años. De hecho, el índice de violencia municipal de la ciudad se sitúa por debajo de la media del país, de acuerdo con el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal.

A pesar de su privilegiada posición fronteriza, Nuevo Laredo ha permanecido aletargada durante los últimos años, siendo otras ciudades fronterizas las que han sabido aprovechar nuevas oportunidades de negocio vinculadas a la operativa del comercio internacional (infraestructuras especializadas por productos, hubs logísticos, etc.). Esta fue la principal causa por la que la ciudad decidió emprender, conjuntamente con TECNALIA, el proyecto de puesta en marcha del Centro IST: la “creación de un agente clave y de confianza para la modernización y transformación del tejido productivo mediante la incorporación de conocimiento y tecnología en las empresas”. En palabras de su alcalde, Enrique Rivas Cuellar, recientemente reelegido para su segundo mandato, “la ciudad debe apostar por el camino de la modernidad y por aprovechar las ventajas competitivas que puedan surgir de la innovación y la tecnología”.

Nuevo Laredo no ha partido de cero. La ciudad era consciente de la existencia de grandes capacidades y recursos individuales existentes en el municipio procedentes de otros agentes (universidades, empresas, laboratorios, etc.). Era necesario integrar en la propuesta de valor del Centro, y que pudieran traducirse en actividades y servicios de alto valor agregado para el tejido económico de la ciudad. De nuevo, otro gran reto.

El Centro IST es ya una realidad en Nuevo Laredo. Durante estos dos años escasos de su actividad se ha desempeñado con éxito su misión de dinamización del entorno económico de Nuevo Laredo mediante actividades dirigidas a propiciar la transformación de las empresas y la generación de valor agregado en el municipio. Se ha trabajado con empresas (grandes y pequeñas), universidades, administraciones públicas, personas individuales, y con todo aquel que ha querido “poner su granito de arena” en la creación y puesta en marcha del Centro.

Durante estos años, la actividad de TECNALIA ha consistido, fundamentalmente, en el diseño del modelo de negocio del Centro, así como en la capacitación y transferencia de conocimiento en servicios y proyectos destinados a satisfacer las necesidades de los sectores público y privado en materia de competitividad e innovación. Las áreas de Lab Services, Industria y Transporte, e ICT han estado implicadas en esta iniciativa. En ocasiones como expertos y otras como dinamizadores o “conseguidores”, pero siempre al lado de las necesidades y prioridades del cliente.

Mediante la acción conjunta de estas áreas, la ciudad ha obtenido:

  • Mejora de la cultura y capacidad de innovación de las empresas de Nuevo Laredo, ayudándoles a poner en marcha una sistemática de gestión de la innovación en sus organizaciones, generadora de proyectos y actividades de valor que potencien su competitividad.
  • Avance en la apuesta de Nuevo Laredo por la “Industria 4.0” y la digitalización de los procesos industriales, acercando este conjunto de tecnologías al sector industrial y facilitando el funcionamiento de proyectos ambiciosos dentro de esta línea.
  • Puesta en marcha de iniciativas singulares en materia de innovación que tengan un efecto demostración sobre el resto de empresas del entorno y que sirvan para extender la semilla de la innovación en el territorio.

Sin embargo, el Centro IST debe continuar su proceso de desarrollo y evolución para cumplir con su misión de agente impulsor del cambio: tiene como objetivo para el año 2019 la puesta en marcha de nuevas iniciativas de innovación que conformen una estructura de servicios y actividades continua y sostenible en el tiempo. Estas deben contribuir a dinamizar el tejido empresarial y permitir que las empresas continúen avanzando por la senda de la innovación y el progreso.

Para el próximo año, las apuestas del Centro IST se focalizan en:

  • Adquisición de nuevas capacidades de innovación por parte del Centro IST y del resto de agentes que conforman el ecosistema de innovación de Nuevo Laredo (universidad, asociaciones y agrupaciones de empresas, empresas proveedoras de servicios avanzados, y agentes institucionales vinculados a la competitividad empresarial) y transferirlas, vía servicios, al sector empresarial.
  • Impulso de nuevas iniciativas en cooperación con otros agentes del ecosistema de innovación, que contribuyan a reforzar las sinergias existentes entre ellos, y que permitan dar cumplimiento a sus líneas estratégicas con mayor eficacia.

Si quieres añadir un poquito de chile a tu vida, y conocer los avances del Centro IST, no dejes de seguir la iniciativa.

Sobre Iñigo Urarte Ibáñez

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad del País Vasco (1995). Máster de Especialización Económico-Financiera de la Unión Europea por la Universidad de Deusto (2003). Máster en Dirección Económico-Financiera por el Centro de Estudios Financieros (2005). Experto en Dirección de Negocio y Tecnología por Deusto Business School (2015).

Cuenta con más de 20 años de experiencia en el área de la promoción y gestión de la innovación en las PYME, habiendo participado en numerosas iniciativas y proyectos para promover la innovación en las PYME vascas. En la actualidad, trabaja en la Oficina de Innovación (Área de Lab_services), formando parte del equipo promotor de la Iniciativa ORAINN de TECNALIA. En ámbito internacional, ha participado en numerosos proyectos en Latinoamérica (México, Chile, Guatemala y Colombia), dirigidos a fomentar la innovación en las empresas, fundamentalmente mediante el acompañamiento, capacitación y transferencia a empresas de métodos y modelos para sistematizar la innovación en sus organizaciones.

Dejar un comentario

* Campos obligatorios