Las pinturas: un cóctel de protección, multifuncionalidad y estética

Las pinturas: un cóctel de protección, multifuncionalidad y estética

Compártelo:

Los recubrimientos orgánicos-pinturas, barnices y tintas de imprimir requieren de un gran esfuerzo tecnológico para adecuarse a los requisitos técnicos y medioambientales de una sociedad cada día más exigente.

Para dar respuesta a estos requerimientos crecientes, el sector de recubrimientos debe diseñar y desarrollar toda una batería de formulaciones en función del tipo de substrato, aplicación y usoDecorar con pintura es una actividad que se remonta a los orígenes de las civilizaciones. Las pinturas han servido y sirven para proteger y embellecer todo tipo de materiales, tales como la madera, los metales (hierro, acero, aluminio, etc.) y plásticos (PS, ABS, PU, PVC, policarbonato, etc.). 

Las pinturas son productos líquidos, que aplicados sobre una superficie, forman una película (por evaporación de sus elementos volátiles y/o por reacción química), con propiedades protectoras, decorativas u otras características específicas.

Existen diferentes recubrimientos con diversas funcionalidades asociadas al substrato que protegen. Además de proteger y decorar; pueden incorporar nuevas utilidades a las superficies de los materiales y generar oportunidades de negocio.

Los recubrimientos se clasifican en función de su composición química: poliuretanos, poliésteres, epoxis, acrílicos de curado ultravioleta, nitrocelulósicos, sintéticos de secado oxidativo, etc., o de su campo específico de actuación: anticorrosivos, antitérmicos, antigraffiti, antiincrustantes o antifouling, intumescentes, lasures, fotocatalíticos, etc.

Algunos de los mayores mercados de pinturas

  • Las pinturas anticorrosivas son el sistema más eficaz para proteger el hierro y otros metales de la oxidación y/o corrosión. Un ejemplo curioso es la torre Eiffel. Desde su construcción en 1889, la torre se ha pintado diecinueve veces, es decir, una vez cada siete años. Cuando se pinta se consumen 60 toneladas de pintura de diversa naturaleza para proteger sus 2.250.000 m2 de superficie.
  • Las pinturas con características térmicas son utilizadas en el sector de la construcción: en las paredes y tejados blanqueados pueden hacer disminuir hasta en un 30 % la radiación solar que absorbe la superficie de un material y que produce el calentamiento del interior del espacio. El espacio interior alcanza una temperatura significativamente inferior. Exige a su vez un menor consumo energético en forma de aire acondicionado para logar la temperatura adecuada de confort. De esta forma se rebaja la temperatura de los espacios interiores y contribuye a combatir el efecto invernadero al reducir el CO2 emitido por los aparatos de aire acondicionado.
  • Las pinturas antiincrustantes o antifouling, son utilizadas en el sector marítimo (barcos, estructuras OFF SHORE, parques eólicos marinos, etc) para evitar que los microorganismos se incrusten o adhieran a todo tipo de estructuras. Las de última generación son más respetuosas con el medio marino al evitar la presencia de TBTO (óxido de tributil estaño), a la sazón, biocida muy eficaz, pero muy contaminante. Al evitar el “anclaje”” de fauna capaz de proliferar en este tipo de superficies se reduce la fricción con el agua, permitiendo alcanzar la velocidad deseada y reduciendo así significativamente el consumo de combustible.
  • Las pinturas antigrafiti toleran una eliminación más fácil de las pintadas no deseadas o grafitis en fachadas, persianas metálicas de locales comerciales, vagones de tren, incluso en monumentos históricos. Tras su aplicación, la limpieza de los grafitis es más sencialla, ahorrando costes de mantenimiento y alargando la vida de substrato.
  • Los barnices y pinturas para el tratamiento de la madera protegen y actúan sobre las “debilidades” de este noble soporte:
    • Los sistemas intumescentes palían el problema de combustibilidad en base a normas muy exigentes recogidas en el Código Técnico de la Edificación.
    • La madera puede ser atacada por determinados hongos e insectos. El tratamiento con “lasures” proporcionan sistemas de protección más sofisticados y duraderos.
    • Los barnices impermeabilizan la madera. Reducen el ataque de agentes biológicos; además las protegen de los rayos UV que deslucen, agrisan y deforman la madera
  • Pinturas industriales: pintar los suelos de los aparcamientos evitando su desgaste, aumentando la resistencia a las manchas y favoreciendo su limpieza, mantenimiento o aportando propiedades antideslizantes.
  • Existen pinturas impermeabilizantes que pueden ser aplicadas sobre tejados y terrazas para protegerlos del agua, del sol y de otros agentes climáticos adversos.
  • Las pinturas para piscinas evitan que se acumulen microorganismos en las superficies de mampostería o de poliéster. Con la incorporación de estos sistemas mejoramos la calidad del agua y disminuimos el coste del tratamiento, minimizando el uso de desinfectantes como el cloro.

Criterios relevantes para obtener pinturas más sostenibles

  • Productos sin metales pesados en las formulaciones
  • Productos que no estén clasificados como “muy tóxico”, “tóxico” o “peligroso” para el medio ambiente, ni carcinogénicos, o tóxicos para la función reproductora.
  • Productos que no utilicen formaldehído libre, alquilfenoletoxilatos (APEO’s), sulfonatos de perfluoroalquilo, ácidos carboxílicos perfluorados ni ácido perfluorooctanoico.
  • Productos con menor contenido en compuestos orgánicos volátiles (COV’s). En esta línea se están desarrollando nuevos biodisolventes y se prevé un crecimiento del 7.42 % en el mercado europeo desde el 2017 al 2024 (de 1562 millones de dólares en 2016 a 2730 millones de dólares en 2024).
  • Productos con menor contenido en hidrocarburos aromáticos volátiles tales como el tolueno y en menor medida, el xileno.

La iniciativa ECOBIOFOR, liderada por TECNALIA, desarrolla disolventes “verdes”. Estos biodisolventes pueden sustituir a los actuales disolventes de origen petroquímico y promueven un consumo más sostenible.

ECOBIOFOR esta formada por cinco asociaciones empresariales de PYMES de 6 países europeos que representan un total de 1.349 miembros, fabricantes de productos químicos y de pinturas e instituciones de investigación con una amplia experiencia en el sector de la química verde y el sector de recubrimientos.

¡Desarrollemos nuevos recubrimientos más sostenibles para contribuir a una mejor calidad de vida y a una mayor protección del medioambiente!

Sobre Idoia Etxeberria Agirre

Completó su Licenciatura en Ciencias Químicas, especialidad Macromoléculas, en 1997 en la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) de Donostia-San Sebastián. Posteriormente, realizó una estancia de 10 meses en ELF ATOCHEM -Groupement de Recherches de Lacq-, en Francia en 1998. Durante 6 años se dedicó a la realización de su tesis en el ámbito de la síntesis de copolímeros de injerto para liberación controlada de fármacos, obteniendo su Doctorado en Química en 2006.

Ha trabajado en la empresa privada Industrias Químicas Irurena, durante 6 años, periodo 2004-2010 en el departamento de I+D concretamente en el diseño y formulación de recubrimientos para madera. Desde 2010 y hasta la actualidad, trabaja como Investigadora Senior en el área Materiales Innovadores y Sostenibles del área de Construcción Sostenible de TECNALIA.

Cuenta con 15 años de experiencia en proyectos de I+D, tanto a nivel nacional como dentro del marco de financiación europea. Presenta una amplia trayectoria investigadora, además de experiencia en gestión y coordinación de proyectos. Estos últimos dos años ha sido coordinadora de la iniciativa europea ECOBIOFOR, liderada por TECNALIA, en la línea de pinturas sostenibles. Se ha dedicado al diseño, formulación y validación de pinturas y barnices de distintas funcionalidades (repelencia agua, antitérmicos, antigraffiti, tratamiento de la madera). Es autora y co-autora de varios artículos científicos en la línea de liberación controlada de fármacos y de pinturas.

Dejar un comentario

* Campos obligatorios