Día Mundial de Internet

Día de Internet: mirar al futuro implica equivocarse, salvo que dispongas de poderes sobrenaturales

Compártelo:

Este es el duodécimo día de internet, y como todos los años, el 17 de mayo aparecen innumerables artículos sobre la red, sus usos y abusos, métricas sobre su increíble crecimiento, o sobre la importancia que tiene en la economía, en la sociedad, en nuestras vidas…

Lejos quedan aquellos días del invierno 93-94 en los que Mosaic nos abrió un mundo de páginas HTML. Lejos quedan aquellos días de Gopher, Archie y otros servicios hoy olvidados que formaban parte de aquella internet no tan primitiva. Y qué lejos queda también ese 9 de enero de 2007, cuando Apple anuncia la llegada del iPhone: aquel dispositivo que revolucionaría la forma de consumo de internet y barrería iniciativas previas basadas en tecnologías llamadas a triunfar pero que fracasaron principalmente por prometer lo que todavía no era posible (¿recordáis WAP?).

Sin embargo, diez años en la vida de la red es hablar del largo plazo, y siendo una celebración joven como es, lo cierto es que el día de internet es un veterano si uno mira hacia el pasado. Mirar al futuro implica equivocarse, salvo que uno disponga de poderes sobrenaturales. Plantear certezas sobre la red, a diez o veinte años vista, se asemeja a observar una bola de cristal y adivinar el resultado de una partida de dados, por acontecer, en un casino de Las Vegas. Hablar del futuro de la red es hablar de tecnología, de economía, de las sociedades en las que vivimos y de cambios culturales por llegar. Centrémonos en el concepto de las ideas que rodean al desarrollo de las tecnologías, puesto que de los demás, me confieso ignorante en su devenir.

Las ideas tienen madres y padres. En este caso dependen mucho de las coordenadas donde aparecen y se desarrollan. ¿Dónde se piensa en el futuro de la red? La respuesta es compleja. Si nos centramos en bloques geográficos es obvio que el norteamericano mantiene una ventaja importante. No en vano, la red nace allí y allí es donde las grandes empresas de la red tienen su centro de decisión. Tanto la “Internet Engineering Task Force” como la “Internet Corporation for Assigned Names and Numbers” están basadas en los Estados Unidos. Recientes cambios como el del fin de la supervisión de la NTIA (United States Department of Commerce National Telecommunications and Information) sobre ICANN pueden suponer alguna transformación, pero no a corto plazo. Por detrás se encuentra Asia y cómo no, Europa.

La pujanza de Asia es innegable, pero las estrategias de gigantes como China con su “Gran Muralla Digital” (también llamada “El Gran Cortafuegos”) chocan con la esencia misma de la red. Sin entrar en aspectos políticos o económicos, la idea de que el estado debe proteger a sus ciudadanos de las amenazas culturales, que llegan del exterior a través de la red, tiene un reverso económico bien conocido: el proteccionismo radical. No solo se utiliza la red para censurar lo que viene del exterior sino para impedir a las empresas extranjeras que operen con libertad en el mercado interior. Esta tendencia sigue al alza. Esperemos no copiarla…

Por geografía y por capacidad de actuación nos concierne Europa. El mal llamado viejo continente lleva años trabajando en desarrollar sus propias estrategias, implantando con mejor o peor fortuna sus acciones y viendo cómo lejos de permitir el florecimiento de una industria digital pujante, esta sigue siendo menor comparada con la de nuestros vecinos transoceánicos de Norteamérica. “La banda de los cuatro” sigue dominando el panorama de la red. No nos debe hacer perder la perspectiva. Europa es uno de los principales mercados digitales, y tenemos mucho margen de mejora. Prueba de ello es el resultado de la consulta abierta que lanzó la Comisión Europea dentro del programa Futurium sobre la siguiente generación de internet (NGI por sus siglas en inglés). En su portal encontraremos un interesante informe sobre la consulta que se ha realizado donde se organizan las ideas sobre el futuro de la red en dos bloques: valores y tecnología.

  • Valores: el dato es clave, y los futuros desarrollos deberán garantizar la soberanía del ciudadano (¡y de la empresa!) sobre sus datos. Acontecimientos como el del ataque de ramsonware que llegó a los medios de comunicación el viernes 12 de mayo con gran alarma y mayor alboroto permiten al menos, que los ciudadanos nos demos cuenta de la responsabilidad que supone ser creadores y procesadores de datos.  La red debería además protegernos de aquellas plataformas que amasan nuestros datos de forma masiva para convertir al ciudadano en producto. Lógicamente quien dice ciudadano dice sociedad, economía, país. Está en nuestra mano, y hay que trabajar de forma coordinada. Debemos encontrar un término medio y óptimo entre las estrategias de “gran barrera” del este y las de un aperturismo voluntarista y superficialmente inocente que nos proponen desde el oeste.
  • Tecnología: el informe nos llama a desarrollar nuestra propia tecnología en los denominados “entornos personales de datos” (PSD por sus siglas en inglés). La inteligencia artificial y las arquitecturas distribuidas permiten modelos de gobernanza descentralizadas de datos. Tecnologías que hacen posible que las empresas puedan desplegar sus sistemas de información en diferentes proveedores de Cloud de forma transparente: evitando que acabemos siendo clientes rehén de un grupo pequeño de grandes proveedores que evitan el nacimiento de proveedores alternativos a su sombra. Tecnologías ligadas a la analítica de datos, la ciberseguridad, la inteligencia artificial aplicada y otros campos de desarrollo tecnológico asociados al futuro de la red.

¿Qué sucede en el resto del mundo? Que se mueve, y se mueve mucho: iniciativas como Colombia con su Plan Vive Digital centrado en desarrollar y desplegar un ecosistema digital. India o Brasil con una adopción mayor que países como Francia con el protocolo IPv6 (22 % y 17 % frente a un 15 %) o países africanos como Kenia que fueron ya en 2007 pioneros con un exitoso servicio de pagos a través del móvil, referente en el mundo del comercio digital sobre la red.

Esperemos el próximo año podamos ofrecer noticias más halagüeñas sobre la gobernanza de la red, sobre la caída de grandes cortafuegos, o el avance en la protección de nuestros derechos como ciudadanos en este mundo hiperconectado que nos rodea.

Sobre Joseba Laka Mugartza

Desde que descubre el software sobre un ZX Spectrum allá por 1983 hasta hoy es un apasionado de las tecnologías y de las personas con interés por las tecnologías.

Actualmente es el Director de ICT de TECNALIA donde comparte junto a un amplio equipo de investigadores y tecnólogos el reto de desarrollar líneas de I+D que impacten de forma positiva en el resultado de las empresas del llamado “macro-sector TIC”.

Se formó como Ingeniero en Informática y posteriormente ha ampliado conocimientos en varios postgrados relacionados con el mundo de la empresa, la investigación y la gestión de la tecnología. Antes de entrar en TECNALIA se formó en la vida y en la empresa, en la aventura de Airtel, finalizando 10 años después su vinculación a las Telcos en la sede central de Vodafone en UK, tras pasar por Alemania, Italia y Japón (entre otros destinos).

Dejar un comentario

* Campos obligatorios