digitalizacion

¿Estamos preparados para la fabricación distribuida?

Compártelo:

El World Economic Forum incluyó en 2015 la fabricación distribuida en su lista de tecnologías emergentes a considerar en los próximos años. Una tendencia que influirá en la forma de producir productos, elaborándolos cerca del cliente y en el que la digitalización es clave en esta transformación, aquella cuyo lema es “La industria del futuro está en la Web”.

La fabricación distribuida consiste en la aplicación del concepto “peer-production” al ámbito manufacturero. Local Motors es un ejemplo.

En 2014 creó el primer coche impreso en 3D del mundo, el Strati, el primer coche “open source“. Es una empresa  manufacturera gestionada de acuerdo a un modelo “open innovation” con tres pilares: la comunidad, las microfábricas y la plataforma web:

  • Comunidad a la que todo el mundo está invitado. Puedes comprar un coche o fabricarlo. Puedes crear diseños, accesorios, partes del producto final o simplemente aportar nuevas ideas. La comunidad se gestiona en base a la meritocracia donde cada miembro influye según sus méritos reales, independientemente de cual sea su profesión o estatus social. Un funcionamiento similar al de las comunidades de software libre.
  • Local Motors trabaja con una red extensa de microfábricas (microfactorías) con el objetivo de que la fabricación se haga a nivel local favoreciendo el empleo de la zona, ofreciendo un servicio cercano, personalizado y basado en un modelo sostenible. Su lema “Build Local, Buy Local”; microfábricas para diseñar, producir y vender. Un laboratorio para aprovisionarse, co-crear y compartir, con un programa de acompañamiento en el proceso de fabricación, al estilo “Do It Your Self“. Y por supuesto, un servicio de mantenimiento para aquellos que solo optan por comprar el coche. Local Motors tiene el objetivo de construir 100 microfábricas en todo el planeta en los próximos diez años, entre otros lugares, una en Berlín para construir autobuses.
  • Todo ello soportado por una plataforma web para la co-creación, en continua evolución y con tintes de otras plataformas como App Store de Apple o Google Play.

Probablemente si estáis familiarizados con el movimiento o la cultura maker ya conocíais esta empresa, si no es así conviene hacer seguimiento de los movimientos que se generan a su alrededor.

Airbus Ventures Group, fondo de capital riesgo creado recientemente por el grupo aeronáutico, ha realizado una de sus primeras inversiones en Local Motors, y no precisamente por lo que tiene que ver con la fabricación sino por el modelo de innovación abierta y el concepto de microfábricas. Los fondos en los que invierte Airbus Ventures están precisamente dedicados a la creación de algunas de estas microfábricas de esta empresa en Alemania, los cuales estarán orientados al sector aeroespacial. Claro ejemplo del interés que despierta en sectores “tradicionales” esta nueva forma de producir.

Otro caso es el de Stratasys, empresa manufacturera de Impresoras 3D industriales. Quiso dar un salto cualitativo en lo que a innovación abierta y digitalización se refiere. En 2013 adquirió Makerbot, empresa líder en la fabricación de impresoras 3D domésticas. Cabe pensar que su estrategia consistía en abarcar el mercado doméstico pero esta compra iba más allá. Makerbot desarrolló ya hace tiempo Thingiverse, plataforma web que agrupa a una de las mayores comunidades del entorno 3D, la cultura maker y lo “Open”. Stratasys pretende así incorporar una nueva cultura a una empresa del mercado industrial “tradicional”, una cultura basada en la orientación al Open Source de MakerBot.

La red en estos casos es el eje principal que vertebra la producción. Una fabricación distribuida basada en estilos organizativos existentes hace más de 30 años en el ámbito del software libre, pero de nueva aplicación en la industria manufacturera.

Los productos físicos empiezan a ser creados a través de nuevos modelos de negocio digitales gracias a la Web y gracias a la digitalización intensiva que se produce en las organizaciones y en la sociedad.

¡El movimiento Maker llega a las fábricas! 

Sobre Rubén Otero García

Director del Área de negocio de eServices en la División de ICT. Área conformada por 40 expertos con el objetivo de hibridar lo digital y lo social, cuya misión consiste en la transformación digital de las organizaciones a través de la incorporación de tecnologías vinculadas a la interacción avanzada (realidad aumentada y realidad virtual) y las arquitecturas portables (Wearables, IoT…).

Cuenta con más de 15 años de experiencia en el ámbito científico tecnológico vinculado a la transformación digital de las organizaciones,  así como en el asesoramiento a Gobiernos a través del diseño y despliegue de iniciativas tractoras del ámbito digital.

Licenciadado en Administración y Dirección de empresas por la Universidad del País Vasco. Además ha cursado un Máster en e-Business por la Universidad de Deusto (Eside). Título experto en Gestión y Tecnología por la Deusto Business School.

Dejar un comentario

* Campos obligatorios