materias primas

Las materias primas tambalean la economía mundial

Compártelo:

Las materias primas son un valor crítico en las economías mundiales y afectan a toda la industria en general. El desplome de las materias primas se sitúa en sus niveles más bajos en trece años, y están haciendo que se tambaleen las bolsas europeas cuando parecían recuperarse.

En este último año, la economía china ha entrado en una desaceleración económica y al mismo tiempo, ha emprendido el cambio de su modelo productivo en los últimos meses. Todos los países del mundo han tomado medidas para que el efecto sea mínimo. China es líder en suministrar materias primas, a eso hay que sumarle que la falta de demanda de su transformación implica también una desaceleración en la extracción y otros aspectos. Australia, uno de los países fuertes en la extracción y producción de aluminio, se ha visto afectada cerrando numerosas empresas y perjudicando a  su economía.

Esta caída de precio está teniendo en los países emergentes, principales productores de materias primas, un efecto muy importante. Los países del llamado grupo BRIC (Brasil, Rusia, India y China) están acusando este impacto, mezclado con la situación política,  y que parece consolidar una crisis que podría suceder en los próximos años.

El gigante asiático ha sido muy listo, y ha dedicado los últimos siete años a hacer más eficiente el uso de sus materias primas, lo que se ha traducido en procesos de producción más complejos y en un frenazo en el crecimiento. En consecuencia, las grandes tecnológicas del mundo como Apple, Volkswagen, etc. están implantadas allí.

El descenso del precio de las materias primas desde abril del 2011 (-45%) con subidas puntuales, está dando señales alarmantes de que algo grave puede suceder; ya que desde 1970 cada vez que se producían caídas fuertes del precio de las materias primas, se generaba un desastre económico, una recesión, un crack de Bolsa o la insolvencia de uno o más países emergentes.

Ahora se cumplen cuatro años desde que las materias primas empezaron a bajar de precio y en algunos
casos esas caídas han sido insólitas: -75% para el mineral de hierro, 90% para el carbón, la menos extrema pero sí, mucho más popular y conocida caída del 60% del precio del petróleo, el 40% del aluminio, etc. Podría discutirse si esa caída se debe a una falta de demanda mundial o a un exceso de oferta o, más probablemente a una combinación de ambas, pero lo cierto es que así está la situación y así también, la historia de lo que suele suceder cuando el precio de las materias primas caen con tanta fuerza.

Aunque cada materia prima presenta sus condicionantes particulares, las dudas sobre la situación económica de China (principal consumidor de materias primas) y la fortaleza del dólar, ante la próxima subida de tipos en Estados Unidos, se presentan como las principales razones de esta situación.

Los expertos prevén que el cobre y el mineral de hierro podrían remontar en la segunda mitad de 2015, pero la dependencia de la situación de China que concentra cerca del 50% hace que sea variable.

Como observa Javier Santacruz, profesor del IEB, muchas mineras han optado por mantener el negocio a base de elevar la producción a costes cada vez más bajos, en un intento por desgastar a los consumidores. Según UBP “los precios del cobre tendrían que caer entre un 30% y un 35% más,  antes de que una cantidad significativa de empresas de minería consideraran recortar la producción”.

En cambio, el níquel, el paladio y el platino, entre otros, podrían verse favorecidos por la mejora de la actividad global y el aumento de la inversión en Europa. Dentro de los metales, un caso particular es el del oro. De activo estrella durante la crisis ha pasado a ser objeto de un creciente desapego entre los inversores.

Atendiendo a todos estos factores resulta difícil atisbar una pronta recuperación de las materias primas. No obstante, José Luis Martínez Campuzano, de Citi, considera que podríamos estar cerca de ver un suelo en los precios, siempre que los problemas de la economía china no se agudicen. Apuesta por un periodo de consolidación y lenta recuperación de los precios.

Pero para ver un ciclo sostenible de las materias primas sería necesario ver una importante aceleración del crecimiento económico global, unido a un proceso inflacionista según indica  Alejandro Vidal, de Banca March.

Así, las cosas, tal y como indica Juan Martínez Barea en la conferencia “El mundo que viene” estamos en
un momento de la historia que nos debe permitir evolucionar. La investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías en la industria, transporte, salud y energía, etc, avanzan de manera continua y cada 18 meses se producen saltos tecnológicos relevantes. Además, del año 2000 al 2050 la población aumentará un 30% lo que implicará un mayor consumo y más necesidades.

Por todo lo dicho TECNALIA, y en general la innovación se encuentra en un momento histórico que tenemos que saber materializar en nuevas oportunidades de mercado.

Según la iniciativa KIC RAW MATTERS  financiada por la Comisión Europea a comienzos de 2015 para los próximos 7 años, las nuevas tendencias para romper la dependencia exterior de las materias primas en Europa pasan por:

  1. Nuevas y renovadas actividades mineras en Europa a través de métodos de exploración y herramientas innovadoras
  2. Minería en entornos difíciles
  3. Aumento de la eficiencia de los recursos en los procesos metalúrgicos
  4. Optimización de la cadena de materiales para los productos al final de su vida
  5. La sustitución de materiales críticos o tóxicos en los productos
  6. Diseño de productos y servicios para la economía circular

Sobre Ane Irazustabarrena Murgiondo

Licenciada en ciencias químicas por la UPV (1991), con especialidad en macromoléculas y polímeros. Máster of Sciences in Chemistry , Msc por la Universidad de Kent (Canterbury) (1991). Máster de innovación y Gestión de la Tecnología (2005) con la Universidad de Deusto. Máster en Dirección de negocio con la Universidad de Deusto (2014).

Ha desempeñado en TECNALIA labores de responsabilidad en proyectos de I+D y gestión desde 1995. Actualmente es Directora de Programas en la División Industria y Transporte, donde lleva la responsabilidad de identificar oportunidades de I+D para la industria en los programas de financiación de la Comisión Europea; principalmente el H2020. Así como liderar y coordinar proyectos estratégicos y relevantes como EDEFU, New Ecological Design of Furnaces (2010-2014), FOUNDENERGY, Wate heat Recovery Power Generation based in ORC Technology in Foundry Industry (2011-2014) y EFEVE, Development of New High Performance Materials to make superstrong and lightweight components (2011-2016). Miembro del Steering Committee del Colocation Center Sur en el KIC Raw Materials.

2 Comentarios

  1. Qué interesante Ane, y que equivocado estaba yo, pues pensaba que era lo contrario. Por ejemplo con el Cobre, cuyo continuo encarecimiento provocó numerosos robos en fincas privadas e infraestructuras públicas. Y con el Hierro. Pues a mi padre se le llevaron hasta las puertas de la nave. La Policía nos dijo que había grupos organizados que arramplaban en los polígonos industriales con camiones-pluma y oxicorte. Esperemos que con esta bajada cesen esos robos!

    Reply
    • Muchas gracias Diego!! Efectivamente el encarecimiento de las materias primas ha causado robos y otro tipo de consecuencias en la industria europea por la dependencia del exterior. Esperemos que con la bajada de precios y las iniciativas europeas como el KIC de materias primas consigamos una gestión sostenible de las materias primas en Europa y en la economía mundial!!

      Un abrazo,
      Ane

      Reply

Dejar un comentario

* Campos obligatorios